entrevista a johnny marr, guitarrista

May 10, 2005 at 5:46 pm 4 comments

“No escucho ningún disco de The Smiths”

Hoy ocupado en el dúo Electronic, el ex guitarrista y compositor de la banda más importante del pop independiente inglés de los años ochenta dice pensar sólo en el presente, que a nadie deben importarle los líos judiciales que enfrenta con Morrissey, y que al fin proyecta su debut solista. “Quiero hacer mis propios discos”, advierte Johnny Marr, héroe de la new-wave.

Por Marisol García (Wikén, mayo de 1999).

A diferencia de lo que podría esperarse del típico fan de The Smiths —parte de cuya religión es escuchar una y otra vez los discos de la banda hasta aprender cada suspiro, grito y lamento de Morrissey—, Johnny Marr archivó su discografía el mismo día que abandonó al cuarteto. Con contadísimas excepciones, el guitarrista que para muchos cambió el rumbo del pop con su trabajo en álbumes como Meat is murder y The queen is dead, no ha vuelto atrás ni siquiera como auditor, desde aquel día de 1987 en que dejó a sus compañeros de banda sorprendidos ante su decisión de continuar su carrera sin ellos.

—No escucho ninguno de mis discos, de ninguna de las bandas en las que he estado, no sólo de The Smiths. Cuando concluyo con algo, comienzo de inmediato a pensar en lo que vendrá—, dice el hombre que motivó a Noel Gallagher de Oasis a confesar alguna vez: “Cuando los Smiths aparecieron por primera vez en televisión, se me aclaró todo. Desde ese día supe que quería ser Johnny Marr”.

O no la asume o la desconoce, pero la impuesta estatura de héroe apenas aparece en el discurso del aún joven guitarrista, nacido en Manchester, Inglaterra, hace 35 años. Un contacto telefónico exclusivo entre Santiago y Londres, justificado por la promoción del nuevo disco de su grupo, Electronic, le permite describir la peculiar relación con su pasado.

—Sólo intento pensar en el presente y proseguir haciendo música—, asegura. —Me enorgullece lo que he hecho y estoy muy, muy agradecido de aún poder ganarme la vida con lo que amo. Es muy agradable cuando recibo cartas o alguien se me acerca y me dice: “Este disco cambió mi vida”. Cuando miro atrás siempre es con orgullo y afecto, pero no me siento a pensar cómo quepo en el esquema general del pop.

Mientras Morrissey se ha encargado de ocupar su estátus de ex Smiths para desarrollar una comentada carrera solista, su antiguo aliado comenzó escondiéndose en los créditos de discos de gente popular —Bryan Ferry, The Pretenders, Talking Heads, entre otros— para luego afirmar sus pasos en proyectos más identificatorios.

—En mis años como músico de sesión pude haber dado la imagen de que tocaba con cualquiera. Pero lo que buscaba era simplemente hacer discos, pues a eso he dirigido casi únicamente mi vida desde que tengo 15 años. No sé cuáles habrán sido entonces las expectativas de la gente, probablemente que formara un grupo que continuara con el sonido de Smiths, pero quería hacer otras cosas musicalmente.

Dos han sido las bandas que han ocupado más seriamente a Marr desde entonces. En 1989, el músico se unió como guitarrista y parcial compositor a The The, banda liderada por un amigo de la adolescencia (el compositor y letrista Matt Johnson) y que en Chile logró cierta popularidad con singles como “The beat(en) generation” y “Love is stronger than death”. Pero ha sido Electronic el nombre que le ha devuelto la adrenalina de la carrera comercial, encumbrando su nombre junto al del no menos legendario Bernard Sumner (guitarrista en los desaparecidos Joy Division y voz en New Order).

Twisted tenderness, tu nuevo disco, parece muy entusiasta y animoso. ¿Fue también tu sensación cuando lo grababas?
—Sí, queríamos hacer un disco rápidamente, sin analizar demasiado las cosas. En muchos sentidos, cuando lo escucho noto que estoy tocando guitarra bastante parecido a cómo lo hacía cuando tenía 16 ó 17 años: con mucho entusiasmo, ¿sabes?

¿Cuál es tu prioridad al explorar nuevos sonidos?
—Espíritu. Emoción. Pasión. Eso es lo que me gusta en la música, como auditor y como músico. Puede ser una canción pop directa, pero si tiene pasión se conectará con otra gente.

Es conocido tu apoyo a bandas como Oasis y Marion, aun cuando te has definido como un modernista. ¿Cómo explicas esta aparente contradicción entre tu búsqueda musical y el gusto por grupos que podrían definirse como retro?
—No hay una contradicción en eso. No creo que para ser moderno tengas que usar ropa fluorescente y zapatillas. El modernismo es un concepto un tanto confuso. Oasis son obviamente modernos, pero no hubieran podido atraer a miles y miles de chicos si no hubiesen citado al rock clásico, ¿entiendes? Los tiempos han cambiado, particularmente en el Reino Unido. Ahora puedes sentarte con amigos y escuchar el último disco de Mogwai y luego Donovan y The Lovin’ Spoonful, y luego PIL y David Bowie. Y todo suena bien. La música con espíritu y una buena idea siempre va a funcionar. Entonces, ¿qué es moderno? Es sólo algo que se siente bien, que tiene espíritu.

De Sundays a Oasis, pasando por bandas millonarias (Cranberries, Blur), y hasta chilenas (ver recuadro); la marca Marr atraviesa parte importante del pop de guitarras desarrollado en el mundo durante los últimos quince años. Abrasivo en “How soon is now?”, melancólico en “Well, I wonder”, combativo en “Panic” y radiable en “Girlfriend in a coma” o “Ask”. Su inusual aproximación al tema de la técnica lo convierte en el emblema del instrumentista que se pone al servicio del resultado, eludiendo la ostentación egótica conocida entre sus pares como virtuosismo.

—Siempre he creído que si tocas un instrumento debes hacer todo lo posible por apoyar a quien canta, lo cual no es lo que solían hacer los guitarristas en los (años)setenta—, explica este inglés que reconoce a The slider, de T-Rex, como el disco que le cambió la vida. Por alguna razón, a los buenos letristas parece gustarles trabajar conmigo y eso es porque le tengo un gran respeto al canto, ¿sabes?.

Parece haber mucho afecto hacia todo lo que tenga que ver con The Smiths. ¿A qué lo atribuyes?
—A que la música es emotiva. Y espero que también sea porque la gente sabe que me importa lo que hago. Es bastante obvio que si sólo buscase ser famoso no hubiera dejado The Smiths. La gente que ha seguido lo que hago me ve como un músico curioso y experimental que sigue lo que cree que es mejor para la música. La gente sabe que no soy posero.

¿No te dejan un sabor amargo las noticias que han llegado en el último tiempo en relación con The Smiths y sus conflictos legales?
—No—, se ríe, —porque se trate de The Smiths o cualquier cosa en la vida, no soy una persona amarga. No puedo identificarme con lo que ha estado sucediendo. Es lamentable que doce años después de la separación del grupo haya un interés y concentración bastante insanos en los problemas personales y legales por los que pasaron los Smiths.

¿Qué viene ahora?
—Quiero hacer mis propios discos. Estaré publicando algo a fines de este año o principios del próximo. Finalmente, he encontrado un grupo de músicos con los cuales me identifico a nivel personal y que son tan buenos en lo que hacen como yo lo soy en lo mío.


Su huella en Chile

Álvaro Henríquez (Los Tres): “No lo he seguido tanto en Electronic, pero sí en The The y, bueno, los Smiths… hasta el día de hoy, pirata que encuentro me lo compro. El es como un compendio de todos los guitarristas que me gustan, un tipo fino, realmente un geniecito. ¡El inicio de “Girl afraid”! El formato al que llegó me produce una admiración total. Siempre he dicho que me gustaría tocar algún día con Johnny Marr, porque con don Robert (Parra) ya toqué.

Cristián López (Javiera y Los Imposibles): “A pesar de que la fórmula de creación de los temas de los Smiths es súper simple, la estructura que sigue la guitarra no la toca cualquiera. Es una banda súper adictiva e influyente. Hay gente que al cantar rescata timbres de Morrissey, y a los guitarristas es obvio que se nos peguen algunas cosas de Johnny Marr. Es un músico súper fino, de un gusto increíble. Si me dicen que hay algo de él en mis canciones, lo acepto totalmente, y con honores”.

Luciano Rojas (Saiko): “Lo sigo hasta ahora. Tengo el último disco de Electronic y lo escuché mucho en The The y The Smiths. Incluso ahora que me vine de México y comencé con este nuevo proyecto, si me cambié del bajo a la guitarra fue en parte por él. Admiro su ductilidad, cómo se adapta a distintos tipos de música. Me ha influido montones y creo que en todos los buenos grupos de los 80 hay algo de Johnny Marr”.

Entry filed under: entrevistas. Tags: .

entrevista a yoko ono, artista entrevista a álvaro henríquez, cantautor

4 Comments Add your own

  • 1. Anonymous  |  October 7, 2005 at 1:11 am

    hace poco participé en un especial de radio sobre Marr, no tenía idea acerca de muchos detalles, y ahora que investigué, me di cuenta su real valía, tampoco sabía que lo habías entrevistado. Bien.

    Reply
  • 2. Novita  |  February 2, 2006 at 12:59 am

    hola marisol, si, johnny marr es mi maximo idolo como guitarrista… y tambien como compositor. y aunque en espia me aleje bastante de el, siempre hay algo que puede evocar a marr… otro dato, yo lo sigo desde el colegio y gracias a el conoci a muy temprana edad el glam rock… mucho antes del renacimiento (velvet goldmine). cuando yo escucho a johnny marr, a pesar de que se pasee por scotty moore, marc bolan, mick ronson, rory gallagher y varios mas, siempre suena a el mismo… bueno, es el sueño de todo guitarrista lograr eso… saludos!

    Reply
  • 3. Luis Antonio Reyes  |  May 24, 2006 at 6:16 pm

    Alucinante tu entrevista a Johnny Marr. Un placer re leerla. Saludos.

    Reply
  • 4. Cristián Villanueva  |  October 13, 2008 at 5:09 am

    Oye!
    ¡¡¡Esta entrevista la lei cuando salió!!!
    No me vas a creer, pero siempre la recuerdo porque en reiteradas ocasiones he dicho por ahi que “Henríquez ama a Johnny Marr” precisamente por este artículo.
    Jajaja casi 10 años ya. En esa época estaba pegadisímo con Los Tres y me gustó precisamente por la parte en que Henríquez alababa a Marr.

    Uy, yo tenía 16 años. xD no sabía que te leía desde tan chico.

    Saludos Marisol.

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


©Kenichi Hoshine.

Depósito de textos publicados e inéditos de Marisol García, periodista en Santiago de Chile, especializada en música popular.


%d bloggers like this: