the smiths, the queen is dead

September 24, 2006 at 4:10 pm 3 comments

Por Marisol García | La Nación Domingo, septiembre 2006.


Los salones de la Fama del Rock and Roll podrán llenarse de estatuas a The Eagles, y las enciclopedias insistir en la importancia histórica de Queen. Sabemos, sin embargo, que las marcas musicales de real profundidad no son siempre las más evidentes, y que un grupo “menor” como Velvet Underground ha resultado mil veces más importante para el desarrollo de la canción estadounidense que todo el catálogo de Kiss. Una cosa es la fama y otra, el prestigio. Contar Grammies no tiene nada que ver con escuchar música.

En el campo del pop británico, The Smiths es el grupo emblema de este protagonismo secundario; esa influencia paquidérmica que, sin embargo, nadie ve. Sus canciones nunca tuvieron mucha rotación radial, y hasta su disolución, en 1987, el cuarteto nunca pudo superar las falencias promocionales que les significaba no tener manager y arreglárselas con un muy limitado presupuesto. ¿Porqué entonces hoy hasta U2 reconoce su influencia, y sus discos jamás faltan en las listas sobre lo mejor del siglo XX?

Hace exactos veinte años, se grabó y publicó su álbum más significativo, The queen is dead, e Inglaterra se puebla hoy de tributos a una marca rockera de belleza atemporal, cuyas semillas de revolución no han dejado de germinar con los años. Nadie en su momento tuvo la perspectiva para sopesar en ese disco el adelanto de lo que hoy es marca común en la música de las bandas con guitarras. Mucho más que el atrevimiento para burlarse de Isabel de Inglaterra, se levantó allí una rebeldía inédita para pisotear la tradición completa de la banda de rock como el entarimado de machos triunfadores, a lo Led Zeppelin. No era sólo que Morrissey cantara sobre no tener una mujer que llevarse a la cama. Era también su sarcasmo hacia las promesas de éxito de la industria disquera, las pretensiones de “originalidad” en círculos artísticos forjados a punta de citas, las promesas de amor cargadas de tácita agresividad (“dulzura, sólo bromeaba cuando dije que me gustaría machacarte cada diente”). Los Smiths fueron la primera banda en profundizar el escepticismo hacia “lo romántico” a través de versos de una sensibilidad devastadora y, a la vez, absurda. Cumbre suficiente es la de “There is a light that never goes out”, ese conocido relato sobre las ganas de morir junto al ser amado, aunque sea bajo los fierros retorcidos de un bus de dos pisos. Qué sería de Radiohead, Fiona Apple o Los Tres sin la pluma del primer compositor popular que supo asumir la fragilidad de las relaciones humanas como parte constitutiva de su belleza.

Los alegatos y sarcasmos rockeros previos —de los Kinks a The Clash— habían elegido hasta entonces el blanco amplio de “el sistema”. Morrissey y Johnny Marr demostraron cuánta más fuerza podía haber en trasladar el drama contemporáneo al anónimo silencio de una habitación vacía. Es probable que su trabajo se lea hoy con excesiva literalidad, sin reparar en el agudo sentido del humor de uno y el respeto por la tradición rockera del otro (que aquí se muestra como un avezado estudiante de la escuela Byrds). Es cierto que hoy hay demasiados cantautores quejumbrosos, pero The queen is dead nunca tuvo que ver con autoflagelarse sino, más bien, con darle al pop la categoría suficiente para opinar sobre lo más profundo.

Entry filed under: discos. Tags: .

the colonel: the extraordinary story of colonel Tom Parker and Elvis Presley, alanna nash (biografía) eduardo lalo parra (reportaje)

3 Comments Add your own

  • 1. Samuel  |  September 27, 2006 at 2:31 am

    Gracias, Hermosa

    Reply
  • 2. Pato  |  September 29, 2006 at 6:23 pm

    De nuevo: un placer leer tus palabras.

    Reply
  • 3. Santiago  |  February 14, 2009 at 10:36 pm

    le dan color… babosos.

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


©Kenichi Hoshine.

Depósito de textos publicados e inéditos de Marisol García, periodista en Santiago de Chile, especializada en música popular.


%d bloggers like this: