leo quinteros, primeros álbumes (2007)

May 10, 2007 at 6:17 am Leave a comment

Canciones sin excusas

Por Marisol García | texto de carátula.


En sus inicios, los cantautores suelen tener dos grandes excusas bajo las cuales amparar las inevitables torpezas del principiante: la primera, que han debido consensuar sus ideas con las de su banda; y la segunda, que están recién en camino de encontrar su propia voz. Leo Quinteros no pudo acudir a ninguna de las dos cuando presentó las canciones que aquí figuran por primera vez recopiladas. Apenas abrió las puertas del sorprendente 1A (2004), el músico no pudo sino defender con firmeza un debut solista que ya tenía la autoridad de una voz distintiva. Canciones como “Gente desconocida” o “Fumadores” eran las marcas de quien llegaba a los 30 años de edad con ideas claras sobre la expresión de sí mismo y de su entorno.

Quizás sin proponérselo, Leo sumaba un inteligente nuevo enfoque desde el cual considerar la canción chilena de esta década. En lo formal, la suya era una composición autosuficiente, que se valía de la técnica y las colaboraciones justas para darle un cauce sobrio e imaginativo a todo aquello que pudiera profundizar su patrón básico de canto sobre guitarra. Pero acaso lo más sorprendente estuviese el lugar desde el que se cantaba, inserto en las reconocibles incomodidas urbanas de Santiago de Chile (las de “Inundándonos” o la desolada “Tráfico”) pero cubierto por una muy personal desilusión; a veces romántica y otras hasta política (por cómo diagnosticaban lo colectivo). “Prefiero estar buscando que encontrar” se escucha en “Nadie lo sabe bien”, y esa inconformidad de cronista redunda en puro beneficio para el auditor despierto. En ese primer álbum, “Tu show” sintetizaba lo mejor de las virtudes de Quinteros: una canción profunda, capaz de encerrar en sí misma un mundo de referencias propias, y que no hubiese podido salir de un autor sin el tipo de lucidez que se requiere para las carreras de largo plazo. Subyacen ahí, qué duda cabe, inasibles obsesiones, pero tal como desafía la letra: “¿Cómo preferir estar bien a estar vivo?“.En Leo Quinteros, Ahora! (2006) se profundizó la intimidad de esa mirada, a veces para recalcar el absurdo del entorno (“Andes Empire”, “Monumentos nacionales”), pero más que nada confirmar que es en lo pequeño del mundo doméstico que se alivia un espíritu disconforme. Las de ese disco son melodías vigorosas, que acogen reflexiones sobre el paso del tiempo y la repartición de cuentas sociales. Más que antes, Leo decidió sostener esas canciones en su guitarra, pero el piano de “Ahora” y la armónica de “Posiciones de resguardo” no dejan dudas sobre su matriz de referentes, que no es otra que la vieja escuela que hemos llegado a identificar con Dylan o Lennon. No es casual que en ese álbum se encuentre la canción de Quinteros que más ha parecido gustarles a las radios: “Fiesta pagada”, un crescendo melódico representativo de un cancionero que no necesita de estribillos para quedarse en la memoria, y cuyos versos ácidos hasta se pueden bailar.

De algún modo, la música de Leo Quinteros también avanza como ese juicio final que “no vimos pasar”, y de cuya relevancia no nos damos cuenta hasta que reparamos en que algo parece haber cambiado para siempre. Sus canciones tienen la contundencia de lo simple, y revelan sus complejidades cuando ya es demasiado tarde: aunque nos inquieten, no podemos ni queremos dejar de escucharlas.

Entry filed under: discos. Tags: .

el curandero del amor, washington cucurto (novela) entrevista a manuel garcía, cantautor

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


©Kenichi Hoshine.

Depósito de textos publicados e inéditos de Marisol García, periodista en Santiago de Chile, especializada en música popular.


%d bloggers like this: