entrevista a daniel muñoz, actor y cuequero

May 20, 2007 at 10:27 pm 6 comments

El remedio de la cueca

La pantalla chica hoy lo muestra como el general San Martín. Pero la batalla favorita del actor chileno es la que emprende cuando toma su pandero y se pone a cantar. Su dúo de cueca brava, Tres x Siete Veintiuno, tiene recién lista la segunda patita de su discografía.

Por Marisol García | La Nación Domingo, mayo 2007

Una mujer perspicaz sabe qué decirle a su compañero en tiempos de decaímiento. La de Daniel Muñoz descubrió que la salud resentida de su famoso marido exige un remedio inusual:

“Ya, tranquilo”, le decía hace unos días ante los primeros sacudones de una gripe: “Tranquilo, que ya viene la cueca”.

Así le habla la actriz alemana Heidrun Breier al hombre que en las últimas semanas se ha vestido con el brío y la severidad de José de San Martín para un par de capítulos de la serie “Héroes”. Paradoja máxima que justo ahora deja en evidencia cuan contrastantes pueden llegar a ser sus dos oficios: general argentino de ambiciones históricas y estrategia cruenta en televisión, pero en su casa y uno que otro escenario nocturno, cuequero bravo orgulloso con el logro sencillo de un nuevo disco. A Daniel Muñoz (San Fernando, 1966) la actuación le ha dado fama, pero es la cueca la que, según él, le da la vida; y en la exigencia de esos dos mundos intensos, competitivos, emotivos, pretende continuar mientras den las fuerzas.


Su dúo con Félix Llancafil, experimentado vocalista
y acordeonista, lleva nombre aritmético: Tres x Siete, 21; que es como decir “dos x dos: cuatro; así no más es”. A todos los desconfiados que creen que Daniel Muñoz es apenas un aficionado de cuequeo intermitente, vayan los datos siguientes: La otra patita es ya el segundo disco de su dúo (hace dos años, editaron Cuecas como las canta el roto), con contrato con un sello hecho y derecho (Azul), y un circuito de paseos en vivo que incluye al Festival del Huaso de Olmué.

“A estas alturas, y como forma de vida, me toca mucho más la cueca que la actuación”, dice el hombre también conocido como Donovan Huaiquimán. “Mis grandes amigos no son actores, sino cuequeros. Entonces, ya tengo clarísimo que la cueca es parte de mi vida. La escucho todos los días. La canto, leo y hablo sobre el tema. La cueca me anima, me llena de energía”.

De requerirse credenciales para entusiasmarse con la cueca, no hay duda de que Muñoz las tiene. Así y todo, las miradas ortodoxas prefieren mirarlo de reojo.

—Es tan intenso todo el ambiente cuequero, que también son muy intensas las bajas pasiones, las envidias, la cosa sibilina. Hay muchísimo de eso. Yo entré pensando en algo noble, en esta música “que nos une a todos los chilenos” (sonríe), pero… el lado oscuro es siniestro, siniestro. Hay mucha pasión, y por lo mismo es inevitable que esas pasiones choquen. Y por algo en los inicios las ruedas de cantores eran muy violentas, terminaban con muertos.

La descripción de Muñoz empieza en lo general, pero termina, ineludiblemente, en lo particular:

—He sentido eso de “¿qué se cree este aparecido?”. Es doloroso, por supuesto, pero ahí uno se va curtiendo, porque ese camino también es parte de la cueca, definitivamente. En el fondo, lo que tengo que hacer es responderme a mí mismo: ¿Tienen razon con el pelambre? ¿Mi entusiasmo es algo pasajero? ¿Cuánto me importa a mí la cueca, qué tanto forma parte de mi vida?

De menos a más, Muñoz ha ido ganando confianza entre ruedas de cantores desconocidos y zapateos en restaurantes perdidos. Al principio, fue sólo el pandero. Luego sacó la voz. Hoy sueña con el día en el que pueda llegar a componer “una cueca de verdad, digna del nombre”.

—He escrito cuecas, tengo un pequeño cassette donde grabo melodías que se me ocurren de repente, pero falta mucho tiempo para que se las muestre a otras personas. Componer una buena cueca es MUY difícil. El Nano Nuñez decía: “En esa cueca estuve ¡años, años! hasta encontrarle el remate”.

Ese respeto y prudencia se han acomodado bien a los objetivos de Tres x Siete 21, un grupo empeñado en la recopilación y preservación de la cueca brava, y con el trío ya mítico de Los Chileneros como faro para la correcta navegación.

—A diferencia de otros, éste no es un grupo de composición; o al menos no hemos llegado todavía a esa etapa y creemos que nos vamos a quedar un buen rato en este trabajo de rescate, en el que también aprendemos mucho. Grabamos melodías de la tradición que adaptamos al estilo Chileneros. Buceamos, buceamos, y tratamos de rescatar lo que ya está hecho y se conoce poco.

—¿Podrías definir el “estilo Chileneros”?
—Tiene que ver con el roto, con su forma de cantar: agresiva, brava. Es ese mundo del cual nunca nadie te habló, y que no tiene nada que ver con la cueca que te enseñaron en el colegio. De pronto la descubres y dices: “¿Y esto es la cueca? ¡Me engañaron!”. Es inevitable quedar encandilado. Uno escucha y piensa: aquí calzo yo.

—Lo que explicaría el interés súbito de tanta gente joven.
—O sea, la cueca está volviendo a ser lo que siempre fue, y por lo cual se la ocultó, se la prohibió, y que es la esencia misma de la chilenidad. Tienes, por ejemplo, “La consentida”, que es una cueca muy discutida por los cuequeros…

—Nano Nuñez decía que no era cueca.
—Claro. No es una mala cueca, es bonita, pero para ser la más popular… no está bien hecha, tiene muchas fallas en estructura y métrica. No se puede negar que a la gente le gusta, pero el Nano era muy purista y tenía razón, porque discutía con argumentos.

El recuerdo de Hernán Nano Nuñez (1914-2005) volverá al menos una docena de veces más a la conversación. Suyas eran el grueso de las cuecas que Muñoz y Llancafil incluyeron en su primer disco, y también en La otra patita hay once composiciónes del hombre que creía que “si la cueca no se canta con el corazón, no sirve”. No hay cuequero que no lo admire.

—Yo creo que la cueca es tan sabia, tiene tanta energía, que no puede ser cercada: solita se va abriendo paso a través de exponentes como el Nano Nuñez, que es alguien que le entregó su vida y cuyos frutos se han ido notando en nosotros. Vimos en ese hombre tal fuerza, tal seguridad y tal verdad en lo que hacía que nos encandiló. En el fondo, todos somos discípulos suyos.

Muñoz conoció a Los Chileneros a través del cantautor y productor Mario Rojas. Junto a él, gestionó el único disco compacto (Chileneros en vivo, hoy casi inencontrable) que ha llegado a editarse alguna vez de ese trío fundado hacia los años 60. La sorprendente cantidad y calidad de lo compuesto por Nano Nuñez se ha convertido en una cantera de ideas brillante para bandas jóvenes, como Los Santiaguinos, Los Tricolores o Las Capitalinas. En esa bravura de cueca que puede ser tierna en una declaración de amor y feroz en un ajuste de cuentas, Daniel Muñoz deposita la confianza de la expresión popular más pura.

—Para mí, la cueca siempre ha sido una catarsis del pueblo chileno, del roto que canta porque no encuentra nada más a qué aferrarse. Y con hambre, con frustración, con dolor, la cueca es su liberación, porque nadie se la puede quitar. No me extrañaría que ya hubiese cuecas sobre el Transantiago. Cualquiera puede decir ¡lo que quiera! a través de la cueca. Es una sabiduría que se entrega en esa síntesis… y además está la magia de la melodía, esa forma de cantar que (el investigador) Fernando González Marabolí decía que era una especie de puerta hacia otra dimensión, como un mantra que transporta al que canta. Por el volumen en el que hay que cantar, por la forma de la melodía, por la intensidad, algo se produce que a uno lo deja… levitando. Por eso creo que tenemos un tremendo tesoro cultural. He cantado cuecas fuera de Chile, con harta vergüenza porque pienso que los extranjeros no tendrían por qué enganchar, y termino la primera y me gritan: “¡Otra, otra!”. Es un misterio que hasta a mí se me escapa de las manos.

Entry filed under: entrevistas. Tags: .

entrevista a manuel sánchez, guitarronero fernando milagros, cantautor

6 Comments Add your own

  • 1. romina romero cruzat  |  March 18, 2009 at 7:13 pm

    soy de valparaiso y canto y bailo cueca porteña pertenesco a un grupo se llama voces del troncal ganamos el festival del membrillo 2009 genero cueca y eres mi mas grande sueño de estar con tigo algun dia y eso sera muy pronto en alguna cancha nos vamos a ir aduelo con las cuecas yo canto con mi hermana y aqui en valpo la llevamos bueno compañero nos vemos pronto tu fiel admiradora rominiqui_70@hotmail.com

    Reply
  • 2. fernanda  |  December 7, 2011 at 6:30 pm

    ola soy tu admiradora mas grande y yo toco pandero y acordeón y adamas canto espero conocerte algún día yo estoy en un grupo de música folclorista del banco estado se llama pichimillauquen bueno espero compartir contigo.

    y en la cancha se ven los gallos… ADIOS

    Reply
  • hey there and thank you for your information – I have certainly picked up something new from right here.
    I did however expertise a few technical points using this web site,
    as I experienced to reload the web site many times previous to I could get it to
    load correctly. I had been wondering if your web hosting is OK?

    Not that I’m complaining, but slow loading instances times will very frequently affect your placement in google and could damage your quality score if advertising and marketing with Adwords. Well I’m adding this RSS to
    my email and could look out for much more of your respective
    interesting content. Make sure you update this again very soon.

    Reply
  • 4. green smoke coupon code  |  March 27, 2013 at 2:50 am

    Thanks. I really like green smoke

    Reply
  • 5. Janette  |  April 17, 2013 at 9:06 pm

    used to smoke since 6 years old attemptedto give up rare occasions over the subsequent 30+ yrs in no way managed this.
    2 months down the line no tabacco absolutely no murders outstanding.
    Downside capsule supposed to equivalent 1-2 packs feel smoking One and a half capsules per day even though i smoked 15-20 cigs.

    However am the convert many thanks.

    Reply
  • 6. Willybaldo Saavedra A.  |  June 11, 2013 at 2:34 am

    Hola mi nombre es Willybaldo Saavedra A. Tenemos un pequeño grupo folclórico en Iquique, de un colegio Salesiano Don Bosco, como sabrás en estas zonas es muy difícil que la gente baile cueca, cuesta un mundo que salga a bailar si hasta me parece que se avergüenzan de bailar. Pensamos que la cueca brava es una mejor opción especialmente bailada por un gran exponente como Daniel Muñoz, necesitamos motivar a nuestra gente y a nuestra región. Queremos ver si existiera una posibilidad de que pudieras venir a estos rincones de nuestro largo país y ser motivados por un gran folclorista.
    Quisiéramos si pudieras enviarnos tu correo o celular para poder contactarnos.
    Agradecido
    Atte.
    Willybaldo Saavedra A.

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


©Kenichi Hoshine.

Depósito de textos publicados e inéditos de Marisol García, periodista en Santiago de Chile, especializada en música popular.


%d bloggers like this: