anita tijoux (entrevista)

December 28, 2007 at 10:49 pm 1 comment

Anita Tijoux, a solas

Por Marisol García | texto inédito


La expresión de Anita Tijoux en Makiza fue la de una cantautora que hacia los veinte años de edad recién comenzaba a encontrar su voz. A las composiciones coordinadas por sus tres compañeros (Seo2, Squat y Cenzi), la más vistosa rapera chilena de la época les introducía sus propias rimas con cierta timidez. Era la etapa de observar y aprender.

“Me sentí privilegiada de que gente con tanta experiencia quisiera trabajar conmigo. Pero al poco andar me di cuenta de que toda la claridad que ellos tenían, en mi caso era pura confusión e inseguridad. Sabía que yo quería decir un montón de cosas, pero no tenía muy claro cómo. En ese sentido, fue la mejor manera de empezar: protegida por un grupo”.

El éxito de Makiza y la enorme difusión de temas con el inconfundible sello biográfico de Anita, como “La rosa de los vientos”, fueron siempre los de un grupo, bajo cuya unión latían pulsos individuales. Se hizo por ello inevitable que el tiempo fuera distanciando esas perspectivas, y la experiencia ganada con Makiza creció a la par de nuevas definiciones de vida. Para Anita Tijoux, no hay tiempo perdido en el proceso creativo que la ha llevado a acercarse a un estilo propio:

“Mientras más te conoces más aprendes sobre qué te gusta, qué te molesta, qué quieres transmitir. En la música, eso te permite ir mostrando emociones con mucha más comodidad”.

Ya es hora de escuchar como cantautora a la ex vocalista de Makiza, quien en el último año venía ocupándose en colaboraciones con otros músicos (Julieta Venegas, Tsunamis, Luciano Supervielle), y en el proyecto animado Pulentos, del que ha sido compositora y conceptualizadora. A la luz de ese trayecto, sería reducido describir su nuevo single sólo como un “debut solista”. Su nuevo single es parte de un trabajo amplio en el que Anita se ha ejercitado como letrista, parcial arregladora y vocalista. Su decisión de dar el paso solista ha sido resultado de un proceso de clarificación sobre sus propios objetivos y capacidades.

Como todas sus nuevas composiciones, “Ya no fue” tiene una innegable identidad autoral, marcada por el tipo de experiencias intensas que suelen definir la vida de las mujeres antes de los treinta años. En el caso de Anita, esto ha incluido su primer hijo, una separación, idas y venidas entre Santiago y París, y las dificultades que determinaron hace unos meses el fin de Makiza, el primero y más importante de sus proyectos de banda. Si antes sus rimas tuvieron que ver con reflexiones colectivas, fue inevitable que en su primer álbum solista los versos hablaran de asuntos personales. “Rimar para afuera, cantar para adentro”, sintetiza ella.

Quien canta es una mujer que ha salido fortalecida de una ruptura amorosa. “Mientras más lejos, mejor”, entona al fin quien estima que “menos mal que todo se acabó”. Si hay dolor entre los versos de estas nuevas canciones, son penas que se han quedado allí. Según Anita, “la música es para mí la mejor de las terapias”, y eso incluye permitirse no sólo revisar afectos personales en canciones como “Algún día te diré” o “Somos uno”, sino también celebrar sus propias aficiones y reflexionar sobre la historia reciente de Chile.

Es poco probable que otra autora latinoamericana se haya preocupado hasta ahora de tributar a un ícono de las artes marciales como Anita lo hace en “I love Bruce Lee”, el himno de una fan hecha y derecha. El ritmo festivo de la cumbia “La pastillita” contrasta con la profundidad de “Madre”. Por otro lado, canciones como “Son tus manos” y “Justicia” son las de una chilena inquieta por las visicitudes de un país que no logra saldar deudas humanitarias con su pasado reciente.

En la producción, arreglos y acompañamiento instrumental de su nueva etapa solista, Anita ha contado con la colaboración de la guardia más joven del grupo Inti-Illimani histórico: Camilo Salinas y Fernando Julio como principales asesores, y Danilo Donoso en la percusión. Comparte con ellos no sólo una sensibilidad contemporánea en la interpretación de música popular, sino el total desprejuicio de artistas que están más comprometidos con el resultado de su trabajo que con etiquetas.

“Con el tiempo me he dado cuenta de que la música no me gusta dividida en géneros. La música es una, y darte cuenta de eso hace que sea mucho mejor expresarse: el desprejuicio es pura energía. Por eso siento que éste disco será el primero de muchos”.

“Ya no fue” ya rota en radios, y prepara la primera presentación de Anita Tijoux solista, el próximo sábado 18 de noviembre, en el Galpón 6 de Santiago (Chucre Manzur, barrio Bellavista).

Entry filed under: posts. Tags: .

entrevista a myriam hernández, cantante un elvis rojo en santiago

1 Comment Add your own

  • 1. Maldon Estilo Urbano  |  October 8, 2011 at 9:23 pm

    Asi es , entonce voy en buen camino me faltan escuchar de otra mc pero me ratificas que estoy correctamente en progreso de conocerme mi propia alma Estilo Urbano – maldon

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


©Kenichi Hoshine.

Depósito de textos publicados e inéditos de Marisol García, periodista en Santiago de Chile, especializada en música popular.


%d bloggers like this: