entrevista a fiskales ad-hok

May 14, 2008 at 7:44 pm 2 comments

«Nos han tratado hasta de mafia»

No más de un año duró la pausa del grupo punk. Roli, su bajista, adelanta el 2005 de la banda chilena con más energía en vivo, consecuencia independiente y hasta un aplaudido documental en su honor.

Por Marisol García (EMOL, enero 2005)

La separación de Fiskales Ad-hok podría haber durado años de años de años. Al acordarla, sin enemistades, sus integrantes sólo tenían claro su cansancio y ganas de hacer otras cosas. “Sabíamos que ya no había pino en el asunto”, recuerda Roli Urzúa, el bajista del grupo que hoy vuelve a hablar en presente y futuro, porque la disolución de Fiskales Ad-hok fue una pausa de no más de un año, tras la cual la banda ha vuelto a un ritmo de trabajo acompañado por el inesperado brillo que les ha regalado Malditos, un documental con su historia.

El más duradero de los grupos punk chilenos trabaja en un próximo álbum, “para el cual queremos tomarnos las cosas con calma, tener tiempo suficiente”, explica Roli.

—Que se demore lo que se tenga que demorar. Ya hay como quince temas, de los cuales unos cinco tienen letra y están más o menos arregladitos. Hay algunos sumamente elementales, marcados por la pura actitud, pero en otros queremos cabecearnos un poco más. En ese sentido, habría algo como lo que hicimos en Traga! (1995).

El último disco de estudio de Fiskales Ad-hok fue Calavera (2001), tras el cual una revisión de su carrera (Antología) les sirvió para cerrar una etapa extensa iniciada nada menos que en 1986. Su persistencia ha sido también la de C.F.A., el sello que fundaron ellos mismos en 1997 para hacerse cargo de la grabación, edición y distribución de sus discos y los de bandas como la suya. Los más recientes aciertos de la etiqueta han sido los últimos trabajos de Hielo Negro (Patagonia rock) y YajairaSonidos ocultos). Tras errores, tropiezos y decepciones, Fiskales tiene en C.F.A. un buque firme, proyectado para un viaje largo. (

—Lo que siempre nos interesó dejar claro fue que C.F.A. no era un sello de Fiskales —explica—. En ese sentido, tomamos decisiones que fueron como el anti-negocio, porque no quisimos debutar con un disco nuestro, siendo que, al final, lo que más se vendió fue Fiesta! (1998). Pero ésas son cosas que aprendes. Para nosotros, ya vender mil copias era un montón de dinero, siendo que para una multinacional eso no es nada. Con Fiesta! pagamos las deudas y viajamos a Europa.

Van ya dos viajes promocionales a Europa, y podría producirse un tercero si las gestiones de edición en España avanzan como el grupo quiere. Pero nada es concreto aún, en este año en que Roli tiene la cabeza puesta en una inminente paternidad, y el resto de la banda se afianza en su regreso a la música. El vocalista de siempre, Álvaro España, presenta ahora al grupo, también formado por Juan Pablo Mecha Arredondo y Álvaro Guardabosques Rozas (guitarras), y Memo Barahona (batería).

—Dentro del contexto de autogestión del que me hablas, ¿cómo le cayó al grupo la posibilidad de ser protagonistas de su propio documental?
—La verdad, a todos nos daba terror. Se nos presentó el proyecto, nos pareció interesante, pero yo pensaba: “Esto no tiene pies ni cabeza. ¿Qué van a contar? ¿Que nuestra historia ha sido dura? ¿Pero para qué banda en Chile no lo ha sido?”. Me parecía que nuestra historia era como la de cualquier otro grupo. Además, si se hablaba de un movimiento musical asociado a una época, nos parecía más lógico que se hablara de muchos grupos, no sólo de uno.

—¿Y qué piensas ahora?
—Lo vi en el preestreno, en La Batuta. La cosa se veía bastante bien, y de repente miro alrededor y caché que estaban casi todos llorando. Y eso pasa porque es un documental que habla de un grupo de gente, de un momento, de amistades, de perseverancia.

Para Roli, Malditos es un trabajo audiovisual sobre Fiskales pero no de Fiskales. “Bacán por [el director Pablo] Insunza. Lo hizo muy bien, tuvimos un trato de caballeros y se ha visto mucho”….

—¿Pero…?
—No puedo sentir que sea un proyecto nuestro, en la medida que nace de un aporte estatal, como el Fondart. Por eso no quisimos involucrarnos más allá. Ya ver el afiche con el logo del gobierno me da lata.

—El documental podría dejar la impresión de que Fiskales Ad-Hok es algo así como una “institución” del rock chileno. ¿Te acomoda eso?
—Bueno, mucha gente nos lo ha dicho: “Ustedes son una institución”. Otros nos han llamado “logia”, o incluso “mafia”. A algunos les llama la atención que tengamos ya nuestro estudio, nuestra sala de ensayo… pero es una cosa de trabajo y de tiempo. Lo que a mí me importa es que seguimos haciendo esto con entusiasmo. No pretendemos convertir todo en una fábrica; el sello es una plataforma. Por eso, nos interesa trabajar con gente autónoma, que se haga cargo de la gestión de su banda. Si no, yo no estaría aquí.

Entry filed under: entrevistas. Tags: .

entrevista a fatboy slim, músico entrevista a horacio salinas, director de inti-illimani

2 Comments Add your own

  • 1. hibrido  |  January 5, 2009 at 12:38 am

    fiskales lo mejor de chile junto con los miserables,machuca y victor jara . tronic y los mox son pura kaka zeka

    Reply
    • 2. pico  |  May 29, 2012 at 12:28 am

      pero tronic te introducen en este camino desde chico, no esta mal…

      Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


©Kenichi Hoshine.

Depósito de textos publicados e inéditos de Marisol García, periodista en Santiago de Chile, especializada en música popular.


%d bloggers like this: