entrevista a luisín landáez, cantante

May 14, 2008 at 8:14 pm 1 comment

La cumbia que la gente quiere

Al intérprete venezolano, asentado en Chile hace casi 42 años, le gustaría cantar y cantar, y así recordar su época de gloria, “para que la gente sepa que estoy vivo y que estoy cantando tanto o mejor que siempre”. Parte de su consuelo y el de su público estará la próxima semana en un show en el centro de Santiago.

Por Marisol García (EMOL, mayo 2004)

Mirando a los grandes, como un cocinero a un chef, fue que Luisín Landáez (74 años) aprendió los modos de un cantante para gran orquesta. Las lecciones lo dejaron no sólo convertido en un crooner protagónico a una edad excepcionalmente temprana (23 años), sino que le permitió luego guiar la carrera de gente como el mismísimo Puma Rodríguez.

—Yo a José Luis lo conocí desde que era un niño. Cuando él estaba empezando, siempre quedaba en el segundo lugar, él no entendía por qué. Y yo lo tomé y le di un consejo: “El problema es que tú eres muy estático, chico. ¡Muévete!”. Y dicho y hecho. La próxima vez se armó, bailó y se conquistó el mundo entero.

El cubano Benny Moré y la Orquesta Billos Caracas Boys fueron personajes de la tradición de baile popular con los que Landáez trabajó de cerca. Sus inicios, en el hotel caraqueño Tacanacos, lo marcaron para siempre en la rutina de públicos diversos, galas y miras internacionales. Allí conoció a Nat King Cole y Marianito Mores, por ejemplo.

—Después del año 60 me decidí a salir de mi país, con el éxito que hasta ahora he gozado en diferentes países. Me fui a Colombia, de ahí a Ecuador, Panamá, Argentina, Chile.

—¿Cómo vino a dar a Chile?
—Contratado por ocho días. Y aquí me tiene: el 2 de julio cumplo 42 años de residencia.

Su concierto del próximo 19 de junio en el cine-arte Alameda (ver recuadro) repasará tanto su trayectoria como la de aquellos músicos que más admira. Junto a una orquesta de doce músicos, Landáez se apoyará en la matriz afrocubana para desplegar su talento y “todos estos años de experiencia”, como él dice. Habrá éxitos suyos y ajenos, incluyendo —cómo no— “La piragua” y “Macondo”.

—Mi voz fue mejorando cada día mas —asegura—. La gente que me oye cantar dice que estoy cantando mejor que nunca.

—Con tantas experiencias acumuladas, ¿no se ha arrepentido alguna vez de optar por un país tan lejano como éste para desarrollar su carrera?
—Nunca me he arrepentido de las cosas que he hecho en la vida. Nunca. O, bueno, quizás sí: cuando estuvo en Caracas, Marianito Mores me ofreció contrato para irme con él a Europa. Y yo no me atreví, era muy joven. Pero yo me he formado solo, ¿cómo podía saber lo que me convenía? Nunca he creído en los representantes; son como los corredores de propiedades, lo único que quieren es cobrar.

—¿No le ha costado imponer la cumbia en un país más gris, como Chile?
—El chileno es muy tímido, sí, pero eso se ha superado. Cuando llegué aquí la gente bailaba tiesa. Ahora ya están sueltos de cintura, tanto el hombre como la mujer. Antes, la gente ni sabía quién era Rubén Blades.

—Pero los chilenos seguimos llamándole cumbia a cualquier cosa.
—Claro, es que hay una cumbia “disfrazada”, que llegó de Argentina y que es horrible. No es nada. Cumbia es lo que toca, por ejemplo, Inti-Illimani.

—Y a usted se le asocia siempre con la cumbia pero no sé si sea ése el género que más le acomoda.
—Es el público el que me ha llevado a ella, y yo lo acepto con todo placer. Lo que yo cantaba en mi país era el bolero, el guaguancó, la guajira. Pero hay que darle a la gente lo que la gente quiere.

—Usted es más cubano que algunos cubanos.
—Y eso que nunca he ido a Cuba. Cuando iba a ir se armó la revolución y entró el canalla que sigue ahí. Tengo muy buenos y grandes amigos cubanos, y cuando hablan conmigo me dicen: “Tú pareces cubano, no venezolano”. Hay un programa en radio Portales llamado “Échale salsita”, al cual me gustaría saludar, y ellos me han entrevistado muchas veces, y siempre dicen al aire: “Es que Luisín Landáez es un auténtico cubano” [sonríe].

—¿Cómo le cayó entonces la moda que se armó hace unos años con el son y la música cubana más tradicional?
—Fabuloso. Para mí ha sido una inyección extraordinaria. Buena Vista Social Club es la nota precisa para los que ya sabíamos de música cubana. Es música que siempre estuvo allí y que sólo había que mostrarle al mundo.

—Usted ya es un hombre de más de 70 años, muy vital y todavía en actividad. ¿Cree que la música ha aportado en algo a su bienestar físico?
—No tengo dudas. Yo vivo mejor porque me siento dichoso de lo que hago.

—¿Y no le gustaría cantar aún más?
—Me presento cuando me llaman, no más. La cosa está mala aquí. ¿Le digo algo? Los dueños de locales, hace treintaitantos años que recogieron su dinero y prefirieron explotar prostitutas. Existían aquellos locales como “La taberna Capri”, “El Escorial”, “El pollo dorado”, “La Sirena”. Ahí yo iba a trabajar una semana y me quedaba seis meses. Pero eran otros tiempos. Yo ahora estoy tratando de revivir las actuaciones de Luisín Landáez, que la gente sepa que estoy vivo y que estoy cantando tanto o mejor que siempre.

Entry filed under: entrevistas. Tags: .

entrevista a dj raff y solo di medina entrevista a raphael, cantante

1 Comment Add your own

  • 1. Miguel Aguilar Abanto  |  March 5, 2011 at 10:51 pm

    Recordé a Luisin, popular cantante de los años sesenta, me satisfece saber que aún vive y sigue deleitando con su música. Lo que lamento es que no haya una melodíA DE ÉL. .
    lO BUSCARÉ DONDE VENDEN MÚSICA DE COLECCIÓN AQUÍ EN Lima. Que Dios te conserve con buena salud y que sigas haciendo disfrutar a quienes tienen la suerte de escucharte. adios cantante.

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


©Kenichi Hoshine.

Depósito de textos publicados e inéditos de Marisol García, periodista en Santiago de Chile, especializada en música popular.


%d bloggers like this: