standing in the shadows of motown (documental)

September 8, 2008 at 3:05 am 6 comments

los mejores desconocidos


Stevie Wonder con los Funk Brothers en el estudio A de Motown. Lo llamaban “the snake pit” (“el manicomio”).

A propósito de la gran estafa que se perpetrará en Chile el 10 y 11 de diciembre, pensaba el otro día en qué conciertos yo consideraría justo pagar 230 mil pesos. Me ilusioné con lo imposible: Jacques Brel de vuelta en el Olympia; Elvis Presley, fresco después del servicio militar, en su Comeback Tour; James Brown en el Apollo… Pero de todos los sueños, el mayor y más invaluable puede ser haber tenido al frente uno de los shows de la Motortown Revue, esos paquetes en vivo que armaba Motown durante los años 60 y que ofrecían una noche completa con sets sucesivos de, por ejemplo, Smokey Robinson & The Miracles, Stevie Wonder, The Marvelettes, Martha & The Vandellas, The Supremes y The Temptations. Eran shows de promoción y precalentamiento para debutantes que nunca encontraron más entusiasmo que en 1965, cuando se montaron por primera vez en pequeños teatros de Inglaterra. Los británicos aplaudían ferozmente lo que los propios estadounidenses aún sometían al filtro del racismo.

Esa gira a Gran Bretaña sería la última que ocuparía en vivo a los Funk Brothers, el grupo de músicos de sesión que acompañó el grueso de las grabaciones de ese sello de Detroit, y cuya historia se tributa en el documental Standing in the shadows of Motown, mi reciente panorama para la tarde del domingo. Tan carismáticas fueron las estrellas vocales de esa disquera (piensen en el encanto inigualable de Marvin Gaye, Smokey Robinson o Diana Ross) que el mundo siempre quedó en deuda con un mayor reconocimiento a los instrumentistas que acompañaron sus grabaciones. Músicos que se pasaron gran parte de su vida en el subterráneo de la compañía (allí estaba el mítico “Studio A”), improvisando las líneas instrumentales que luego darían forma a “What’s going on”, “My girl”, “You really got a hold on me”, “I heard it to the grapevine”, “You can’t hurry love”, “The track of my tears”, y joyas igual de encandilantes. Pocas bandas participaron en la cantidad de hits que acumularon los Funk Brothers, y, sin embargo, pocos melómanos saben sus nombres o reconocen sus caras. Yo misma ignoraba por completo la fina labor de composición que va relatando el documental a través de las voces de estos famosos desconocidos. El pop ha intentado volver una y otra vez a la magia irrepetible que conjuró Motown durante los años 60 y 70, pero, como dice uno de los entrevistados: “Cuando se aplauden estas canciones se le da el crédito a todo, menos a los músicos. Se habla del estudio, del productor, del tipo de madera del piso, del clima, del contrato… El secreto de Motown eran los músicos”.

Músicos como Robert White, el guitarrista que levantó líneas de guitarra tan famosas como las de Keith RichardsEarl Van Dyke, apodado “el gorila del teclado” y a quien Stevie Wonder reconoce como maestro. Todos estos genios, algunos muertos y otros frente a la cámara, relatan con sencillez sus recuerdos de gloria y también de miseria, como cuando, (piensen en el inicio de “My girl” o el solo de “My cherie amour”). O el pianista “al final de alguna noche en un bar, conseguir su pago podía resultar tan desafiante como la música que recién habían interpretado”, según cuenta un admirador.

En enero próximo se cumplirán cincuenta años de la fundación de Motown, un sello independiente que para mí concentra el espíritu de lo que entiendo como la seducción definitiva y misteriosa con la que puede atraparte una buena canción. Vendrán reportajes, conciertos y tributos de todo tipo. No sé si quiero ver demasiado. Hay embelesos que prefiero no disectar, y a los que aún me entrego con plena y asumida irreflexión.

Entry filed under: discos, posts. Tags: , .

entrevista javiera y los imposibles, banda pop los cuatro huasos, eugenio y catalina rengifo (investigación)

6 Comments Add your own

  • 1. feña  |  September 9, 2008 at 1:54 pm

    y goza de tan buena salud esta música…

    Reply
  • 2. angel  |  September 10, 2008 at 5:44 pm

    Siempre es un placer leer tus textos…

    Reply
  • 3. old-fashioned lover  |  September 12, 2008 at 12:19 am

    Hola Sol,

    Muy lindo artículo.

    Saludos.

    Reply
  • 4. ozyoso  |  September 16, 2008 at 3:06 am

    Muy bueno el artículo. Disfruto mucho de este blog. Lo tengo entre mis links INTERESANTES en el mío.

    La verdad es que uno pocas veces se pone a pensar en los músicos que, anónimos, acompañan a un artista solista. Lamentablemente pasan desapercibidos y se conoce poco sobre ellos.

    Ojalá no fuera así…

    Saludos!

    Reply
  • 5. ozyoso  |  September 16, 2008 at 3:07 am

    …de hecho, a raiz de este artículo, investigaré un poquito más sobre este apasionante mundo de Motown.

    Ahora sí, chau!

    -ozyoso

    Reply
  • 6. Shelly  |  June 7, 2015 at 3:14 pm

    Siempre que intento usar un hechizo en ocasiones funciona de manera adecuada.
    ¿Puedo sufrir algún problema?

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


©Kenichi Hoshine.

Depósito de textos publicados e inéditos de Marisol García, periodista en Santiago de Chile, especializada en música popular.


%d bloggers like this: