entrevista a fernando trueba, cineasta

July 6, 2009 at 12:41 am Leave a comment

El lujo de filmar músicos

Por Marisol García, desde Sao Paulo
| publicada en otra versión para
La Tercera-Cultura, julio 2009.


L
a filmografía de Fernando Trueba incluye vistosas películas de ficción y, a propósito de ellas, un Oscar a Mejor Película Extranjera (por Belle Epoque, 1992), que es lo más vistoso de todo para un español más dado al cultivo de la conversación tranquila que al apuro por el deber del éxito. Sin embargo, y junto a ese carril de grandes logros cinematográficos, Trueba acumula una experiencia admirable en un género poco afín a los grandes directores, como lo es el del documental musical. Van 3 y medio largometrajes sobre músicos latinoamericanos, según él, pues a los ya disponibles Mientras el cuerpo aguante..
(sobre el cantante callejero español Chicho Sánchez Ferlosio), Calle 54 (sobre los mejores exponentes del jazz latino) y El milagro de Candeal (Bebo Valdés y su encuentro con la música de una favela de Salvador de Bahía), Trueba trabaja desde hace un tiempo en una biografía fílmica sobre el pianista brasilero Tenorio Jr., asesinado por agentes de la dictadura argentina.

No quedan dudas de que Trueba es un melómano (esta tarde, nos atiende vistiendo una elocuente polera de Leonard Cohen), pero, según él, más que el gusto por la música, en esta “filmografía paralela” ha pesado la simple y pura culpa.

«Hay directores que luego de un éxito lo que quieren es tener otro de inmediato, pero para mí fue más bien al revés. A mí el éxito me dio un poquitín de culpa. Mi idea del éxito es que te sirve para emplearlo en hacer algo que no podrías hacer si no hubieses tenido éxito. Calle 54 fue el modo que encontré para sacarme de encima esa culpa, y lo conseguí».

⎯¿Es un “deber” que nace de tu admiración por la música o de otra cosa?
⎯Pues del lujo que creo que es poder filmar con músicos, sin duda. Cuando en Calle 54 tuve en frente mío a Bebo Valdés y Cachao grabando por primera vez juntos en un estudio, yo no me podía sacar de la cabeza, quizás como resabio de mi educación judeocristiana, que se venía una catástrofe, porque algo así de maravilloso no podía estar sucediéndome a mí. Ahora, cuando sabes que son muchos los que sienten del mismo modo, que tu película puede incluso llegar a gustarle a los propios músicos, ya te das por pagado. Un amigo me contó que [el pianista de jazz] McCoy Tyner había llorado al ver Calle 54, y eso para mí justifica no sólo haber hecho esa película, sino el que yo me haya dedicado al cine.

⎯En El milagro de Candeal, por el contrario, filmaste a varios músicos desconocidos.
⎯Fue una experiencia que me hizo sentir, por primera vez, que el cine podía servir para algo más que entretener. Hay quienes han criticado la película por ser demasiado idealista, por estar concentrada sólo en las cosas positivas y admirables. Yo acojo esa crítica, pero te digo que si volviera a hacerla, mostraría aún más cosas positivas. Yo no creo que el cine tenga el deber de un realismo concentrado en lo crudo, en lo bajo. Más bien al contrario. Yo recuerdo que lo que me gustaba del cine cuando niño era la exaltación, la emoción, salir del cine creyendo que yo era John Wayne. No estoy negando al cine realista, pero de una película como Gomorra, que es casi un documental con actores, me voy con la sensación de que me han dado un muy buen plato, pero que faltó el postre y el café. Como director, yo quiero que si el precio de la entrada no da para que mis espectadores vayan a la luna, que al menos alcance para que se eleven un poco del suelo.

⎯Al principio se ve raro eso de llevar a Bebo Valdés a Bahía. ¿Qué tienen que ver, piensa uno? Luego, lo entiendes.
⎯Claro. Yo la llamo una película musical-social, porque es, sobre todo, una historia sobre la comunidad y sus beneficios. Lo que muestro es cómo en [la favela] El Candeal se apoyan unos a otros, cómo se sale adelante a través de la música, cómo la vida de todos se convierte en una empresa colectiva.

Con apariciones de Caetano Veloso, Gilberto Gil y Marisa Monte, El milagro del Candeal es un argumento irrebatible en torno a la identidad autónoma de la música de Salvador de Bahía. «Bahia es otro universo musical», cree Trueba. «No tiene nada que ver con la bossa nova, Jobim o lo que entendemos en Europa por música brasilera. Bahia es África, y está mucho más cerca de la música cubana y de Cuba, que de Rio de Janeiro. Cuba y Bahia son parientes. La gente puede pensar que lo de Bebo en Bahia es una extravagancia mía, pero no: es algo natural».

Mientras el cuerpo aguante… debe ser tu documental menos conocido. Es una historia que se sostiene por lo peculiar del personaje, ¿no?
⎯Me interesó Chicho Sánchez Ferlosio como un músico maldito. Cuando lo conocí, lo que más me gustó era que no trabajaba, salvo en algunas cosas absurdas, como un silabario de la lengua española o en inventar juegos… Él se dedicaba a componer canciones y el único oficio que reconocía era “cantante callejero”. Salía a la calle, se sentaba y cantaba una o dos canciones, nunca más; y con las monedas que conseguía compraba un tomate, una lechuga, una papa. Con eso vivía unos días, y no volvía a la calle hasta que no necesitaba más. Y entonces volvía a cantar una o dos canciones.

⎯El anti-ganador nato.
⎯Era la época de la movida y el yuppismo, y a mí Chicho Sánchez Ferlosio me parecía el negativo exacto de todo lo que entonces se consideraba aspirable. El documental fue un fracaso absoluto, tal como este personaje podía sugerirlo.

Entry filed under: posts. Tags: .

leonard cohen, el juego favorito (novela) rip it up and start again, simon reynolds (investigación)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


©Kenichi Hoshine.

Depósito de textos publicados e inéditos de Marisol García, periodista en Santiago de Chile, especializada en música popular.


%d bloggers like this: