ron wood, memorias de un rolling stone (autobiografía)

July 29, 2009 at 3:05 pm 3 comments

Autorretrato de un vividor

Si en el ensamblaje de los Rolling Stones, Mick Jagger es el empresario, Keith Richards el genio y Charlie Watts el dandy; Ron Wood se hace el favor de describirse en su autobiografía como un adolescente eterno que pasa por los más privilegiados ambientes sólo en búsqueda de otro trago. Sus anécdotas, sin embargo, son las de un tipo probablemente encantador.

Por Marisol García | La Tercera- Cultura, julio 2009.

Pese al título de este libro, Ronnie Wood no se hace parte de los Rolling Stones sino hasta después de la página 100. Las Memorias de un Rolling Stone son, también, las de un músico que llegó a esa banda luego de un largo oficio en otros grupos, el más importante de los cuales fue The Faces, la banda con Rod Stewart en voz que hizo del mod-rock y de la destrucción de hoteles dos caras de un mismo arte. Incluso antes de salir por primera vez de gira con Mick Jagger y Keith Richards, Wood ya ha contado un sinfín de anécdotas con el quién-es-quién del rock de los 60: con Marc Bolan sale a comprar ropa por Londres; de Jimi Hendrix recibe un perro de regalo; a Eric Clapton le levanta la novia; y con Rod Stewart encuentra «un alma gemela», en gustos musicales y de moda («en aquella época, dos tipos con el mismo peinado no tardaban mucho en congeniar»). Wood vive el momento adecuado en los lugares correctos, y es lógico que quiera contar tanta privilegiada anécdota en una autobiografía, por precaria que sea su redacción y limitado que resulte el análisis. Cuando era parte del Jeff Beck Group, por ejemplo, John Bonham, Robert Plant y John Paul Jones lo convocaron a una reunión para ofrecerle incorporarse a un nuevo grupo. «No, gracias. Estoy muy bien donde estoy», les respondió el guitarrista. El trío ubicó entonces a Robert Plant y dio inicio a Led Zeppelin.

La ley rockera establece que «si recuerdas los 60 es porque no estuviste allí», y a Ronnie Wood, un alcohólico incurable que en el libro confiesa haber pasado gran parte de su vida en una nebulosa, puede perdonársele que casi todas sus anécdotas dejen con gusto a poco. Por fuera de la música, hay aquí encuentros con Groucho Marx, Peter Sellers, Muhammed Ali, Bill Clinton y John Belushi, pero apenas se esbozan rasgos de sus personalidades. Memorias de un rolling stone es un libro que prefiere cantidad por sobre calidad, y que pasa rápida revista a varios hitos que cualquier fan de los Stones quisiera conocer mejor, como las circunstancias de grabación de ciertos discos (Wood ni los menciona, y prefiere, en cambio, dar detalles sobre la organización de cada gira). El guitarrista se detiene algo más en su relación con Keith Richards, y ofrece una interpretación elocuente del ensamblaje eléctrico más inoxidable del rock’n roll:

«Tocar con Keith, sobre todo en el escenario, ha sido siempre una experiencia única para mí. Cuanto más toco con él, más cuenta me doy de que él y yo compartimos la misma confianza interior. Esa confianza nos permite alcanzar reinos asombrosos […]. El “riff humano” y yo llevamos esa complicidad hasta un nivel superior, y ahora la aplicamos siempre. Requiere mucha concentración, porque es un constante tira y afloja, pero aún tenemos capacidad de sorprendernos el uno al otro, y es por eso que nos encanta salir de gira. La interacción entre nuestras guitarras es una aventura continua que procede, en gran medida, de la necesidad de crear una imagen sonora de las canciones tal como se compusieron en el estudio a fin de recrearlas luego en el escenario».

Un matrimonio de 23 años de duración no es impedimento para que Wood relate sabrosos romances, incluyendo el que tuvo con la, a estas alturas legendaria, Pattie Boyd (la mujer que dejó a George Harrison por Eric Clapton, inspirando dos temas clásicos de cada uno) y, cómo no, el increíble escarceo con la esposa del Primer Ministro canadiense, Pierre Trudeau (no alcanzó a incluirse en el libro su escandalosa escapada reciente con una chica rusa 43 años menor que él). Wood es franco cuando habla de drogas, y combina en ese relato el patetismo de un hombre esclavizado por su adicción con la gracia de un rocanrolero que hace de su oficio una licencia. Ambos lados, están en esta elocuente anécdota:

«Envueltos en aquel ambiente de drogas que los rodeaba, era inevitable que nuestros hijos se dieran cuenta de algo […]. En una ocasión Jamie vio a alguien tirado en el sofá que le resultaba familiar, y tras fijarse mejor, se dio cuenta de que era Christopher Reeve, totalmente hecho polvo. Fue corriendo a buscarnos, y me gritó: “Has destruido a Superman”. Dábamos tantas fiestas en casa».

Memorias de un Rolling Stone es el recuento de esa fiesta infinita, del derroche obsceno y del acceso al Olimpo social que antes suponía el éxito en el rock, y que hoy se recorre como un gracioso texto de historia ya extinta.

Entry filed under: discos. Tags: , .

rip it up and start again, simon reynolds (investigación) entrevista sonia y myriam

3 Comments Add your own

  • 1. pancho  |  July 29, 2009 at 9:10 pm

    Está bien, es un Rolling Stones, pero de ahí que haya sido “prospecto” para formar Led Zeppelin es descabellado. Es todo alverez: fue Jimmy Page quien convocó al resto tras la desolución de The Yardbirds.
    O la mandanga post 50 genera enormes agujeros negros en la memoria o tu repulsión por Led Zeppelin no te dejó seguir dándole vueltas al asunto…saludos.

    Reply
  • 2. fenya  |  July 29, 2009 at 9:19 pm

    “mataste a superman” hahaha

    Reply
  • 3. Sergio Coddou  |  August 4, 2009 at 7:24 pm

    ronnie está para competir con shane macgowan en cantar con la lengua traposa

    sALUDOS
    S

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


©Kenichi Hoshine.

Depósito de textos publicados e inéditos de Marisol García, periodista en Santiago de Chile, especializada en música popular.


%d bloggers like this: