Catalina Rojas: «Sin Nicanor no existiría La Negra Ester»

August 18, 2014 at 1:47 am

foto

La cantautora y viuda de Roberto Parra considera al poeta alguien cercano, sumamente generoso y con quien se siente en total confianza. Él le dice «doña Cata», y ella reconoce una influencia absoluta en las conquistas creativas de su esposo.

—Para La Negra Ester Nicanor fue vital, pero vital. Roberto hizo como veinte décimas, y ahí quedaban. Nicanor le decía: «Tenís que ponerle más personajes. Cuenta quién estaba ahí pero sin salirte del tema». Y Roberto volvía con otras veinte, y él leía y decía: «¡Aaaaah! ¡Pero qué barbaridad!», así como con gesto de éxtasis. Y le pedía otras más. Leer eso lo hacía feliz, feliz, feliz. Así fue saliendo La Negra Ester. Sin Nicanor, la obra no existiría.

—Lo dirigía.
—Nicanor fue importante para disciplinarlo. Roberto leyó re pocos libros en su vida, pero por sugerencia de Nicanor leyó el Martín Fierro y El Quijote…. Le decía: «Tenís que leer a Nietzsche». Y Roberto le respondía: «Pero si no entiendo a esa gente…». Así estaba todo el tiempo: dándole consejos, explicándole cosas. Y el Roberto… lo que le decía Nicanor lo hacía.

—¿Qué crees que buscaba Nicanor con esas lecciones?
—Ayudarlo. Lo quería mucho. Mira, ellos dos… es que no he visto a nadie en la vida que se quiera tanto. Yo tengo diez hermanos, y nunca he querido tanto a un hermano como ellos se querían. Pero si se amaban. A veces se ponían a bailar charleston juntos. Roberto era muy tierno con él. Le decía «mi hermano-padre». Él le daba a Nicanor, y Nicanor también le daba.

—¿Recuerdas que hayan hablado de poesía?
—Sí, claro. Pero Nicanor le decía: «Tú no eres como yo. Tú sigue en tu lenguaje». A veces Roberto hablaba y Nicanor tomaba nota. Lo sé porque lo vi. Yo te diría que Roberto no es nada, pero nada, sin Nicanor. Es una relación que a mí me conmueve totalmente. A su velorio en la Iglesia San Francisco Nicanor llegó helado, blanco. Y después nos dijo a mis hijas y a mí: «Tienen que venir a verme, porque voy a sufrir mucho». En su casa se la pasaba escuchando los discos de Roberto. Una vez llegamos y estaba bailando solo, y nos dijo: «Pucha que me cuesta estar sin Roberto. Yo no sé cómo se puede vivir sin él». Y se le caían las lágrimas.

(entrevista de Marisol García, 2013).

Entry filed under: posts. Tags: .

Paula Miranda: «La ausencia-presencia de Violeta es en él muy fuerte» Folclor y música de raíz


©Kenichi Hoshine.

Depósito de textos publicados e inéditos de Marisol García, periodista en Santiago de Chile, especializada en música popular.


%d bloggers like this: